Parranda Magna

Los efectos de la parranda magna se hacían notar. Nadando en vómito nuclear veo muertos meciéndose en el columpio asesino que me ofrecen dulcecitos de cianuro. Pero como no me gustan seguiré chupando aceite de bebé.

Escrito por mí en un ejercicio de improvisación de mi Taller de cuento.

-Cabe mencionar que esto lo pensaba postear en el Arsenal de Naderías pero por un error de clicks me metí a ED y lo posteé, pero decidí dejarlo, espero les hayan gustado y visiten más seguido el Arsenal, ahí está el link y no muerde. -

1 comentarios:

Alekz dijo...

La neta la neta no entendí y si me lo explicaras estaría muy chingón para poderlo apreciar bien. Suena muy chido pero no terminé de entenderlo ni a la tercera leída xD

Publicar un comentario en la entrada